domingo, 15 de febrero de 2009

Una de Lobos Marinos...

Hola! Acá estamos todavía en Mar del Plata...hoy el día amaneció nublado y decidimos ir con los chicos al Acquarium. Los tres estaban super emocionados con la idea, y Santi estaba felíz cuando llegamos a la entrada. Lo primero que hicimos fue ir al Show de los Lobos Marinos...y en cuanto empezó, el sonido de la voz del hombre que hablaba por el micrófono estaba super fuerte, así que Santi empezó a gritar y llorar...y me tuve que ir. Mi marido se quedó con las chicas y yo salí con él a ver otras cosas. Le costó calmarse, pero no me dejaba ni acercarme al lugar de los Lobos. Vimos tortugas, cocodrilos, pinguinos, peces, tiburones, lobos y mantarayas. Cuando terminó y vinieron las chicas y Martín, nos fuimos al show de los delfines! Yo rogaba por que no pasara lo mismo, y en cuanto llegamos se quejaba. Había música y no le divertía demasiado, pero se distrajo un poco mirando los delfines, hasta que empezó. Le tuve que tapar los oídos en la primera parte, y lloriqueó un poco, pero después de un rato se calmó y terminamos viendo todo el show...y no sólo eso, sino que disfrutó cuando saltaban en el aire y aplaudía.
Cuando terminó aplaudía y bailaba! y fueron los tres con Martín a sacarse una foto con los delfines...y estaba felíz!! La verdad es que lo pasó genial el resto del día y disfrutó dándole pescados a los lobos marinos...síiii, le tiraba el pescado en la boca al lobo y se reía!! Al final, pasado el incidente, lo pasó muy bien. Y como siempre digo, con San cada salida es una aventura imprevisible!

2 comentarios:

Isabel dijo...

Hola familia. os dejo dos ragalitos en mi blog. Felicidades

paraayudaratomas.blogspot.com dijo...

Hola!! Lleguè a ustedes porque se que leen el de paraayudaralquelonecesita. Tomi tambièn tiene TGD y es uno de mis tres hijos. Ya veràs que dejaràs de taparle los oìdos a tu gordo!. Lo consiguen seguro!!
Cariños y volverè por aquì.